Por esto no se desvelan en Loma Linda

Medio siglo atrás en la ciudad de Mexicali, Héctor Vazquez tenía poco tiempo de haberse mudado a la zona llamada Loma Linda que era adornada por un gran y viejo árbol.

Una noche después de un día pesado de escuela, un amigo suyo lo invitó a ir a su casa a jugar, las horas transcurrieron hasta pasada la media noche cuando decidió era tiempo de regresar a casa.

Al llegar a la esquina donde se encontraba el gran árbol cerca de su casa, pudo notar a una joven vestida de blanco sosteniendo un espejo con su mano, y con la otra acariciando su larga y negra cabellera. Pero el gran terror de Héctor llegó cuando notó que la joven flotaba a 30 cm del suelo y la mujer lo veía por el espejo. Tras recuperarse de su caída por el gran susto  agarró fuerzas y valentía para levantarse y darse la vuelta para correr. Al girar su cabeza de nuevo al árbol pudo ver a la joven desaparecer en vuelo.

Días después se atrevió a contar lo que le había sucedido a sus vecinos, quienes le contaron que en ese enorme árbol había ocurrido el asesinato de una joven quien murió ahorcada, y solía aparecerse con un espejo cepillando su cabello.

Después de eso Héctor, al igual que sus vecinos, dejó de estar fuera de casa al caer la oscura noche.

¡Saludos a la gente de la Loma Linda que ya tampoco se va volver a desvelar!

Escríbenos un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.